¿Nos atrevemos a volar? Post informativo del Ampa sobre Comunidades de Aprendizaje

Este conjunto de post nace para explicar a todos/as los padres, madres y demás agentes de la comunidad educativa que formamos parte del Ceip El Crist, el descubrimiento de un nuevo proyecto educativo, implantado ya en muchos centros españoles, denominado Comunidad de Aprendizaje.

Queremos explicaros en qué consiste con la intención de que todos y todas tengamos la información suficiente y adecuada para decidir su introducción como proyecto educativo de centro en nuestra escuela de forma progresiva y consensuada.

El pasado 28 de febrero, una mama interesada en disponer de información responsable para poder decidir sobre la implantación de la jornada escolar continua, asistió a unas conferencias impartidas por la FAPA-VALENCIA (Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos) en la que incluían una charla impartida por Esther Roca, asesora de Comunidades de Aprendizaje del servicio de formación del profesorado de la Conselleria de Educación y coordinadora de este proyecto a nivel de la Comunidad Valenciana. Esta charla le fascinó.

El contenido de la misma fue compartido con un grupo de madres y padres, al que entusiasmó el proyecto y quiso proponerlo para nuestro colegio a través del Ampa.

Aquí tenéis el vídeo completo. La intervención de Esther Roca comienza aproximadamente sobre el minuto 35:

¿Por qué debería interesarnos un proyecto de estas características?

En nuestro país la educación, cómo todos sabemos está sujeta a los vaivenes de según el grupo político que entra en el poder. La LOMCE, última versión de la ley de educación, es una ley poco consensuada y muy criticada por todos los sectores que tiene como principal defecto, el ser una ley poco debatida, que no ha tenido en cuenta la opinión de la comunidad educativa, de los padres y madres, de los especialistas en educación ni de los propios alumnos.

La educación no debería estar al servicio de la economía, ni tampoco pendiente de los rankings tipo PISA que sitúan la educación de los países en este mismo mercado competitivo. La continua evaluación a través de la imposición pruebas e itinerarios segrega y excluye del sistema educativo a una parte importante del alumnado, que en muchas ocasiones, coincide con el alumnado menos favorecido socio-culturalmente o de características especiales, ya sea por que tienen problemas de aprendizaje que no se adaptan al ritmo del sistema, porque pertenecen a una minoría cultural, o porque proviene de un entorno familiar y social desestructurado, etc.

Por otra parte, la educación está viviendo una revolución a nivel internacional en la que juegan un papel fundamental la innovación, la educación social y emocional, las nuevas tecnologías de la sociedad de la información. Todos tenemos deseos para nuestros hijos y esos deseos, son de bienestar emocional, de autorrealización y de integridad moral y social. El modelo educativo debe cambiar y adaptarse a las nuevas necesidades del siglo XXI, y a los retos que tendrán nuestros hijos e hijas en el futuro pero sin olvidar  valores éticos universales tales como igualdad, solidaridad, justicia social.

El modelo de Comunidad de aprendizaje comenzó en 1996 y lleva una larga trayectoria en nuestro país. La principal característica de este proyecto es que se trata de un modelo inclusivo de aprendizaje a través del diálogo y la cooperación en el que participan todas las personas de manera igualitaria y coordinada. Se escuchan todas las voces y todos los interlocutores son válidos en el objetivo común de obtener los mejores resultados para todos.

En este sistema, aunque tiene un fin instrumental que es mejorar los resultados, lo hace desde una perspectiva comunicativa ética y solidaria. Todos podemos aprender de todos, ningún niño debe quedarse atrás.

Con ello, se consigue que  el equipo educativo, al mismo tiempo que respeta las imposiciones de mejorar las estadísticas de PISA, consiga tener de telón de fondo unas expectativas altas sobre el alumnado que permiten la regeneración del sistema educativo integrando y aprovechando los recursos de la propia comunidad y de la red de comunidades de aprendizaje con la que puede compartir recursos, estrategias, etc.

En la actualidad, el equipo del Ceip el Crist comparte una serie de proyectos a nivel de centro, pero luego cada profesor, en virtud de la libertad de cátedra, de su formación y de sus inquietudes, aplica una forma de organización y una metodología distinta en el aula de la clase que es responsable. Con ello, lo que se obtiene son clases que se benefician de actitudes innovadoras, y otras que se mantienen en posiciones tradicionales.

Los profesores que tienen altas expectativas sobre el alumnado independientemente de sus respectivos orígenes multiculturales y sociales, intentan incluir recursos manipulativos, el dialogo en clase como metodología educativa y como forma de resolución de conflictos, evaluaciones globales que van más allá del tradicional examen e incluyen otros factores más relacionados con la inteligencia social y emocional, y se preocupan de que la participación de las familias y del entorno sea activa. Con ello, convierten el proceso de enseñanza-aprendizaje en algo significativo para el alumnado, evitando la falta de interés y el fracaso escolar y convirtiendo al alumno en el protagonista de su educación. Se convierten en guías y mediadores y no en meros transmisores de conocimiento.

Cesar Bona nominado al Global Teacher Prize, sería un ejemplo de este tipo de profesor convencido del poder transformador de la sociedad que tiene la profesión educativa. Este tipo de profesor comprometido y entusiasta, es el que desearíamos todos para nuestros hijos e hijas. La organización del aula, las estrategias múltiples y creativas que usa según el contexto, buscan la autonomía, la implicación del alumno y de las familias mediante la empatía y la inversión de roles que sitúa al alumno como protagonista de su educación.

Dos de las máximas de este profesor son: “en clase el respeto no se impone, se gana poniéndonos al mismo nivel” y, “la empatía y el respeto importan tanto como los buenos resultados.

El proyecto de comunidades de aprendizaje nos permitiría introducir en el aula todos estos valores excelentes que fomentan la confianza en uno mismo y en los demás, el pensamiento crítico y la solidaridad, al tiempo que nuestros hijos aprenden y superan con creces las expectativas de la etapa más maravillosa y delicada de su vidas.

Ordenación de una clase

Por todo esto desde el Ampa, y con el pleno conocimiento del equipo directivo y docente del Ceip El Crist, os proponemos embarcarnos en el proceso de transformación de nuestra escuela en una Comunidad de Aprendizaje.

¿Quereis saber más? A continuación tenéis algunos post  con todo lo que hemos podido recopilar:


POR FAVOR, DINOS TU OPINIÓN. NOS INTERESA SONDEAR CUANTAS FAMILIAS APOSTAMOS POR ESTE PROYECTO EDUCATIVO PARA NUESTRA ESCUELA.


¿QUIERES IMPLICARTE EN EL PROCESO? ¡BIENVENIDO/A!

Esta entrada fue publicada en Comunidades de Aprendizaje y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s